Site Loader
Rock Street, San Francisco

El primer libro contiene trece capítulos. Se pregunta
así mismo ¿cuál es el fin de las acciones humanas? Ese fin es la felicidad, “y
que la verdadera felicidad consiste en hacer las cosas conforme a recta razón”.

En el primer capítulo propone que cualquier
arte, acción o elección apunta a un bien. Y define a este como “aquello a lo
cual todas las cosas se enderezan”. Aparecen dos tipos de fines: los primeros que
son acciones y los otros que son obras.

We Will Write a Custom Essay Specifically
For You For Only $13.90/page!


order now

En el segundo capítulo empieza declarando que
el fin de los hechos es el mismo bien. Se argumenta así mismo cómo debe considerar
este fin correspondiendo a la disciplina.

En el tercer capítulo nos proyecta la idea de
que no se tiene que buscar demostraciones ni razones eficaces como en el caso
de las matemáticas. Y hace referencia a que los jóvenes en edad o costumbres no
son apropiados lectores ni oyentes para estos ejemplos de doctrinas, porque se
dejan llevar demasiado por sus propios sentimientos, y no tienen suficiente
experiencia en las creaciones humanas.

En el cuarto capítulo resume los capítulos
anteriores diciendo que toda novedad y toda selección se orientan a un bien. Y aunque
todos estamos de acuerdo en que es la felicidad el máximo bien, pero cuesta
entender qué es la felicidad.

El quinto capítulo habla de la imperfección
inevitable cuando se investiga sobre la felicidad, diferenciando tres diferentes
tipos de vidas: el vulgo, la política y la contemplativa.

En el capítulo sexto se alega el significado de
felicidad. Los divide en tres: bienes del cuerpo, del alma y exteriores. Trata
de explicar que la felicidad incluye de manera necesaria la actividad.

En el capítulo séptimo comienza diciendo que el
bien es diferente en cada actividad y en cada arte. Lo mejor parece ser algo
perfecto. Y si aparece un solo bien perfecto, ese será el que queremos y si hay
más de uno, el más perfecto de todos. Denominamos perfecto a lo que siempre se
elige por sí mismo y jamás por otra cosa.

 

 

En el octavo capítulo se puede diferenciar
entre los bienes de alma, los del cuerpo y los exteriores, para saber en cuáles
de éstos se basa la felicidad. Además añade que la virtud es la que establece
la verdadera felicidad. Narra además las opiniones acerca de la felicidad, y demuestra
en qué coinciden y en qué se distinguen.

En el noveno capítulo se refiere a la dificultad
de si la felicidad puede obtenerse por el estudio o por la costumbre, o por
alguna actividad. Añade también que el fin de la política es el mejor bien,
pues aporta el mayor cuidado en formar a los ciudadanos buenos y capaces de
acciones humildes.

En el décimo capítulo, se plantea diferentes
preguntas relacionadas con la felicidad y la muerte.

En el undécimo capítulo se pregunta si las
prosperidades de los amigos, hijos o nietos, o las adversidades, hacen o
deshacen la felicidad.

En el duodécimo capítulo cuenta que todo lo
elogiable se alaba por ser de cierta naturaleza y por tener cierta reseña a
algo. El elogio se relaciona con la virtud. La felicidad es un sentimiento
perfecto y digno de ser alabado.

Y para concluir, el decimotercer capítulo se denomina
“virtud humana no a la del cuerpo, sino a la del alma”, y trata de que la
felicidad es una acción del alma. El político tiene que ocuparse principalmente
de la virtud, pues ha de hacer a ciudadanos buenos y obedientes a las leyes.

Post Author: admin

x

Hi!
I'm Dora!

Would you like to get a custom essay? How about receiving a customized one?

Check it out